Quiero ser perfecta pero no puedo, luego sufro

Sin categoría
Así quería llamar yo a este sitio web mío, porque clava el espíritu que subyace en todos mis posts. Enseguida comprendí que era un nombre demasiado largo. Los nombres demasiado largos son molestos. Yo, que no soporto a la gente cuya suma de nombres y apellidos rellena fácilmente un folio por ambas caras (los hay que a un nombre compuesto enlazan dos apellidos unidos por un guión mediante preposiciones y artículos, pongamos por ejemplo: María Eugenia Elvira Martínez-Prieto de la Riva-Monachil) no iba a incurrir en el mismo error. Así fue como nació Desorbitada.com, nombre que se me ocurrió de repente, sin pensar siquiera, pues es corto y contundente, como deben ser los nombres que deben ser recordados. Sí, este afán de perfección me tiene frita. No lo puedo remediar.…
Leer más