Evitad que los niños se acerquen a mí, por favor

Evitad que los niños se acerquen a mí, por favor

Sin categoría
Me encantan los animales, pero no aguanto a los niños. Eso de llegar a un sitio y encontrarlo repleto de chiquillos, me pone mala. Además, me aburren mortalmente, y no hay nada más letal que Desorbitada aburrida por cualquier causa externa a su persona (sabed que yo misma jamás me produzco el más mínimo aburrimiento, soy así de completa y polifacética). Entre mis muchas aversiones está, pues, la puerifobia, que no es nada nuevo. La tengo desde siempre. Cuando era pequeña –si alguna vez lo he sido, que lo dudo- no soportaba las tonterías de los niños de mi edad. ¡Cómo odiaba cuando mis padres me echaban de sus reuniones sociales, en las que disfrutaba un montón escuchando a unos y a otros, para que me integrara con los hijos…
Leer más