El vórtice del suicidio

El vórtice del suicidio

Sin categoría
A veces estoy tan cansada que el descanso habitual, el que a la mayoría satisface –dormir a pierna suelta todo lo que pida el cuerpo, sestear un buen rato tras el almuerzo, tumbarme en el sofá dejando pasar las horas sin ninguna obligación, disfrutar de los días sin horarios ni compromisos molestos- eso a mí no me basta. Cuando esto me sucede entro en lo que he dado en llamar mi vórtice suicida, torbellino de insensatas visiones de índole algo macabra, pero muy tranquilizantes. Durante estos días críticos me paso horas y horas planeando la mejor forma de suicidarme, sin que duela lo más mínimo y sin que me destroce el cuerpo. Adoro los cadáveres hermosos y acicalados. Dedico, pues, gran parte del día a concebir ese suicidio perfecto. Elucubro…
Leer más