¿Tener o no tener cabeza?, he ahí la cuestión

¿Tener o no tener cabeza?, he ahí la cuestión

Sin categoría
Si no fuera porque la voz que oigo en mi cabeza es la mía, pensaría que estoy como una chota. Siempre he creído (no sé si estoy en lo cierto) que los esquizofrénicos oyen voces que dicen cosas terribles, pero son las de otras personas. En mi caso no es así. Soy yo misma que, por dentro, no paro de perorar. ¡Me río yo del monólogo interior al estilo James Joyce! Mi fluido de conciencia es un verdadero coñazo. No hay manera de callarme. Supongo que por eso mismo no me gusta hablar apenas. Este mutismo exterior es para contrarrestar la locuacidad de mi cabeza, que no para de hostigarme. Mi mollera parlanchina solo me dice sandeces. Algunas de estas tonterías las escribo luego aquí. Me atribuyo, así, la autoría…
Leer más