Siempre joven y, si tiene que llegar el fin, quiero ser asumpta al Cielo

Sin categoría
No quiero ser vieja. Lucho denodadamente contra la erosión del tiempo, aun sabiendo que es una causa perdida. De ahí mi obsesión por todo tipo de tratamientos estéticos que me ayuden a conservar en óptimas condiciones el legado corporal que la genética y la suerte tuvieron a bien traspasarme. Me horroriza todo lo viejo. Recordad mi trastorno obsesivo-compulsivo que me impulsa a tirar como una loca todo lo que juzgo ajado. Nada ni nadie en el mundo me puede convencer de que la vejez es hermosa. No para mí. Yo quiero ser siempre joven, que mis carnes no envejezcan nunca,  eternamente congeladas en la cúspide de su lozanía. Que la fuerza de la gravedad haga conmigo una excepción y no tire de mi papo con obstinada crueldad. Adicta incorregible, voy…
Leer más