Como perro que escarba

Como perro que escarba

Sin categoría
Me vuelven loca los mercadillos. Llega el domingo y no veo el momento de coger la puerta y zambullirme en el batiburrillo ensordecedor de gentes y objetos variopintos. Eso sí, solo me gustan los puestos donde la ropa está apilada sin orden, todo revuelto. Es imprescindible que yo tenga que escarbar, usando mis manos a modo de palas excavadoras,  para sacar a la luz los tesoros enterrados. Como no soporto las imposiciones de la moda, comprar ropa de estos montones me permite vestir prendas de otras temporadas, que no las lleva todo el mundo, con otros colores que no son tendencia. Me niego en rotundo a que un grupo de relamidas mariposas me ordenen qué debo ponerme. La ropa  más incómoda es siempre la femenina. No hablemos de los zapatos.…
Leer más