Destino

Como no estoy en órbita voy por ahí chocando con mis circunstancias, sin ningún destino ni meta…HASTA AHORA!!!!!.

A punto de estrellarme…TACHÁN TACHÁN…Salvada por el blog!!! ¡Viva Internet, V-I-V-A! Mi errático vagar ha llegado a su fin. Estoy en casa.