¿Tener o no tener cabeza?, he ahí la cuestión

cabezaSi no fuera porque la voz que oigo en mi cabeza es la mía, pensaría que estoy como una chota. Siempre he creído (no sé si estoy en lo cierto) que los esquizofrénicos oyen voces que dicen cosas terribles, pero son las de otras personas. En mi caso no es así. Soy yo misma que, por dentro, no paro de perorar. ¡Me río yo del monólogo interior al estilo James Joyce! Mi fluido de conciencia es un verdadero coñazo. No hay manera de callarme. Supongo que por eso mismo no me gusta hablar apenas. Este mutismo exterior es para contrarrestar la locuacidad de mi cabeza, que no para de hostigarme. Mi mollera parlanchina solo me dice sandeces. cabezaAlgunas de estas tonterías las escribo luego aquí. Me atribuyo, así, la autoría de unos posts que no son míos. Mi cabeza, en justicia, debe llevarse toda la gloria. Pero también, en justicia, por la tabarra que da, la he convertido en mi negra. Una relación simbiótica que me tiene de los nervios.  Estoy harta de mí misma. Apenas puedo soportarme. Soy mi propia prisionera, rehén a regañadientes en poder del enemigo: yo versus yo misma.

cabezacabezaA veces pienso en decapitarme pero me da mucho miedo y no me gusta la sangre. Prefiero las muertes hermosas, plácidas y saludables, agradables a la vista. Jóvenes cadáveres guapos, lustrosos y maquillados por un buen profesional. cabezaLa tanatoestética nos embellece a posteriori: el tránsito hacia el Otro Mundo se merece estos cuidados. No quiero ir hecha una facha en una ocasión especial. Los fantasmas sin cabeza no tienen ningún glamour. Además, si me cerceno la  chola el maquillador de muertos tendrá que ponerla en su sitio. Y no me fío de mi familia. Por quedarse mi dinero escatimarán en gastos y la pegarán ellos mismos con el tubo de Super Glue que guardo en la nevera. cabezaNo estoy diciendo chorradas: este pegamento fuerte se utiliza en cirugía menor para pegar tejido humano sin necesidad de puntos. No quiero acabar así, de una forma tan hortera. Yo quiero la muerte de Ofelia, mi cuerpo cubierto de flores mecido por las aguas del arroyo en dirección hacia el mar.cabeza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *