Albricias

¡Albricias, tengo mi blog! De ahora en adelante arrojaré el ruido de mi cabeza poniéndolo en palabras que me liberen.

Al mismo tiempo, espero que a alguien le guste, se sienta, quizás, identificado e incluso, si lo desea, participe haciendo comentarios. Y, al final, me lluevan las ofertas para poder PEDIRME UNA MALDITA EXCEDENCIA y trabajar freelance como bloguera o guionista o crítica de cine y literatura…, en fin, cualquier actividad para la cual se requiera una neurótica culta y creativa que quiere vivir franksinatramente (a mi manera). Es en mí habitual inventarme palabras y coger términos de aquí y allá, fundiéndolos en variada mezcolanza.

Adoro las películas de ciencia ficción «retro». Me encantaría hacerme un vestido así y, por supuesto, llevar este cósmico tocado, ideal para tener muchos momentos teniente, con esos coquetos cilindros ensamblados protegiendo los pabellones auriculares